LEPORELLOS

Leporello

Como su formato, tipo acordeón, permite que una vez abiertos se despliegan durante una cierta longitud, se convierten así en una forma original de presentar una felicitación o un trabajo.

Dice la historia que este formato de encuadernación le debe su nombre a un personaje de la ópera Don Juan que, con música de Mozart, cuenta la historia del osado seductor. En ella, don Juan tiene un criado llamado Leporello quien, además de seguirlo a sol y a sombra, mantiene anotadas todas las conquistas de su patrón. Al final del segundo acto, Leporello despliega el listado en el escenario, tan extenso que las hojas van unidas como los pliegues de un acordeón.